Arquitectura sostenible para hoteles en CLIMAVAL

arquitectura sostenible en hoteles

Arquitectura sostenible para hoteles en CLIMAVAL

Uno de los temas que despertó mayor interés en la pasada edición de CLIMAVAL dedicada al sector hotelero fue el de arquitectura sostenible. Por lo general cuando hablamos de eficiencia energética la envolvente térmica de los edificios suele ser la gran olvidada, pero sin embargo con el enfoque adecuado puede llegar a reportar grandes beneficios.

El gran reto consiste en mejorar las sensaciones que se transmiten a los usuarios incrementando a su vez la eficiencia y rentabilidad del hotel. Hay que lograr espacios atractivos que no pierdan en percepción del cliente lo que puedan ganar en eficiencia. De esta forma el impacto de la arquitectura sostenible será doble: tanto en disminución de costes como en aumento de ingresos. Pero para ello es necesario combinar técnica y estética.

Cuando hablamos de arquitectura sostenible en hoteles hay que distinguir dos grandes categorías de actuación: establecimientos de nueva planta y reforma de edificios existentes.

En el primer caso la libertad de diseño es mayor pero aún así existen una serie de condicionantes. Por una parte están las necesidades de imagen del hotel, que están ligadas a su filosofía, pertenencia o no a una cadena, etc. En segundo lugar tenemos los condicionantes del entorno, y no solo en cuanto a limitaciones físicas como pueden ser la geometría de las parcelas o edificios colindantes, sino también el estilo arquitectónico o la integración paisajística. Y por último no podemos olvidar los niveles de confort requeridos en cada caso por los clientes.

El objetivo será siempre lograr edificios con la menor demanda energética posible pero cumpliendo siempre con los condicionantes anteriores. Un primer paso es trabajar las orientaciones y los estudios de sombras siempre que sea posible para que el impacto de la luz natural sea en todo momento lo más cercano a nuestro intereses. Un sistema con lamas de orientación variable como el que vemos en la foto contribuye a esta finalidad. 

Fachada con lamas

Lo siguiente consiste en dar a las superficies ciegas y acristaladas el aislamiento térmico adecuado. Los sistemas de aislamiento térmico de exteriores SATE son una importante contribución en este campo aunque condicionan la estética. Los vidrios también pueden aportar diferentes niveles de aislamiento según sus características. Lo más importante es equilibrar bien las inversiones y la demanda térmica para optimizar los periodos de retorno, terreno en el que Greendök cuenta con grandes capacidades.

Fachada con sistema SATE
Una idea que se aportó en varias ponencias es la de aprovechar la ventilación natural para disminuir o incluso eliminar las necesidades de climatización. Esto es factible principalmente en zonas con climas benignos como puede ser el clima mediterráneo. Para sacar partido a esta técnica hay que realizar un diseño muy elaborado de los edificios, lo que lamentablemente no siempre es compatible con los condicionantes mencionados al principio.

¡Si estás interesado/a en un proyecto de estas características, contacta con nosotros!

Imagen destacada: Hotel de Turismo Rural La Arcadia.
Fuente Imagen Destacada: Apuntes de Arquitectura Digital: http://bit.ly/1NaIykB

No hay comentarios

Envía un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR