Biomasa, desempleo y prevención de incendios forestales

biomasa-prevencion-incendio

Biomasa, desempleo y prevención de incendios forestales

Traemos hoy tres conceptos a simple vista tienen poco que ver entre sí. Sin embargo vamos a mostrar el hilo conductor que los une.

La biomasa es la fuente de energía natural y completamente renovable que mejor encaja en el medio rural. Contribuye a la sostenibilidad del planeta, elimina la dependencia energética de los combustibles fósiles y supone una rentabilidad económica para sus usuarios. Hoy en día está reconocida como una de las energías con mayor potencial de futuro.

El desempleo por el contrario es una de las grandes lacras de nuestra sociedad. No vamos a extendernos en ello, pero sí recordar que su azote es especialmente cruento en el medio rural donde ha ido provocando una paulatina desertización.

Por otra parte, uno de los grandes problemas medioambientales a los que nos enfrentamos todos los años son los incendios forestales que están arrasando el planeta. Las miles de hectáreas de bosque que se queman todos los años tardarán generaciones en recuperarse y nuestra superficie forestal cada vez es menor, lo cual nos trae efectos secundarios como la sequía o el cambio climático. Una de las causas fundamentales es la maleza y los residuos forestales que contribuyen a la rápida propagación de las llamas dificultando tremendamente la extinción.

Retirando la maleza y los residuos forestales de nuestros montes disminuiría en gran medida el riesgo de incendios; pero para ello hacen falta recursos humanos. Si como hemos visto el desempleo es uno de los grandes azotes que tenemos, ¿dónde está entonces el problema? Sin duda en la retribución de estos recursos. Si entendemos la actividad como una mera retirada de residuos su coste es a fondo perdido.

Pero si los residuos los empleamos para fabricar biomasa entonces no estamos hablando de la mera retirada de un residuo, sino del aprovisionamiento de una materia prima para un proceso productivo. La retribución de los recursos humanos empleados está plenamente justificada dentro de los costes de ese proceso. Por lo tanto la recogida de residuos forestales puede ser un empleo perfectamente digno sin costes a fondo perdido si la entendemos dentro de un proceso de producción de biomasa.

Conseguimos así un triple objetivo: potenciar el empleo rural, prevenir incendios forestales y potenciar de la biomasa como fuente de energía sostenible. Producir biomasa a partir de residuos forestales es, sin duda, una gran idea.

No hay comentarios

Envía un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR