Características del sistema de aislamiento de fachadas SATE

aislamiento de fachadas SATE

Características del sistema de aislamiento de fachadas SATE

El sistema SATE se reviste y aísla el exterior del edificio adaptándose a las geometrías del mismo, incluso las más complejas, sin discontinuidad acabando con la totalidad o la gran mayoría de los puentes térmicos del edificio como suelen haber en forjados, pilares, ventanas,… Su instalación se realiza tratando de minimizar las molestias para los usuarios en el interior (polvo, escombros, simplificación y disminución de los tiempos).
Los componentes de este sistema numerados desde el interior al exterior son la fijación, el aislamiento, capa base formado por un mortero de armadura y una malla de fibra y la capa de acabado final.
Antes de la instalación hay que realizar un tratamiento de limpieza previo del soporte, obligatoria cuando la fijación es a base de adhesivos. Cuya función es la de soportar el material aislante al paramento y regular la planicidad de la actual fachada en el caso de edificios existentes.
En el caso de fijación a base de adhesivos y fijación mecánica podemos distinguir en ésta última entre fijación con espigas de platillo o espirales y fijación mecánica a base de perfiles.
En cuanto al aislamiento, los materiales generalmente utilizados son el poliestireno expandido (EPS), lana mineral (MW), poliuretano conformado (PUR), poliestireno extruido (XPS), corcho expandido y vidrio celular. El espesor del aislamiento nos lo dará el cálculo en cada proyecto, pudiendo ser normales en nuestras latitudes espesores de 6 u 8 cm, incluso mucho mayores.
La capa de armadura contribuye a mejorar las características mecánicas de los morteros de refuerzo y a absorber las tensiones que puedan generarse entre las planchas de aislamiento. La malla de armadura está compuesta de fibra de vidrio con un tratamiento especial. Se aplica el mortero primero y sobre ella la malla. Cuando sea necesario se deberán colocar perfiles en aristas, perfiles de goteo y juntas de dilatación.
Por último la capa de acabado tiene la principal función de proteger el sistema del exterior (la radiación solar, la lluvia u otros agentes externos) y tiene que contribuir a la impermeabilidad al agua y permitir la permeabilidad al vapor de agua. Al ser la parte más visible del sistema le confiere una función estética al edificio tanto en color como en textura. El espesor de la capa de acabado dependerá de su naturaleza, composición y del acabado final (liso, rugoso,…).
Una primera capa de imprimación une la capa de armadura con la de acabado.
El color del revoco final conviene que sean a base de colores claros. En cuanto a la textura puede ser rugosa y uniforme, acanalada, de acabado fino, con ligante transparente, incluso acabado aplacado de ladrillos acrílicos, cerámicos de ladrillo y piedra.
Las juntas de dilatación propias del edificio deben respetarse.

No hay comentarios

Envía un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR