¿Cómo encaja la innovación en nuestra visión de la organización?

B5654

¿Cómo encaja la innovación en nuestra visión de la organización?

Innovar y tener visión de nuestra organización son conceptos distintos pero a nadie escapa que presentan algún tipo de relación. Tener visión es ser capaz de identificar el escenario presente en el que nos desenvolvemos junto a nuestros objetivos y tareas actuales, y el escenario futuro que servirá de referencia para nuestros objetivos y tareas del mañana.

Por su parte innovar es desarrollar nuevos productos, servicios o procesos que cubran alguna necesidad nueva o existente y que se caractericen por mejorar en alguna funcionalidad el actual estado de la técnica.

La innovación puede formar parte perfectamente de nuestro escenario presente. Las empresas con vocación innovadora lo hacen dentro de su día a día. La búsqueda de nuevos productos, funciones o aplicaciones es un proceso metódico que sigue una serie de pasos concretos y pautados. Objetivos tales como “desarrollar una nueva aplicación para determinado producto” o tareas tales como “diseñar un nuevo mecanismo que realice determinada función” pueden estar dentro de nuestro escenario actual.

Sin embargo no es lo habitual. La situación más corriente es que nuestro escenario presente no contemple objetivos dentro de lo que hemos definido como innovación.

Pensemos ahora en el escenario futuro. Si queremos tener éxito en el mismo hemos de orientar nuestras objetivos y tareas hacia ese fin. Y esto implica cambiar. Y los cambios requieren la acción de un líder para que puedan completarse eficazmente. Podemos decir que la innovación no es estrictamente necesaria, pero casi siempre será muy conveniente.

El escenario futuro sin duda requerirá cambios. Nuevos productos, servicios o procesos en nuestra organización. Ello no implica la necesidad de innovar ya que pueden estar disponibles en el actual estado de la técnica y simplemente no los estamos utilizando nosotros. Pero si nos limitamos a emplear productos, servicios y procesos ya existentes lo más probable es que algún competidor nuestro acabe haciendo lo mismo dentro de poco si no lo está haciendo ya, forzándonos a implementar nuevos cambios.

Sin embargo si introducimos componentes innovadores el nuevo escenario al que nos dirigimos será mucho más sólido ya que será más difícil de ocupar por otros operadores permitiéndonos mayor margen y holgura en nuestras actuaciones.

En definitiva nuestra visión de futuro tendrá muchas más probabilidades de éxito si contiene elementos innovadores que si no los tiene. Visión de futuro e innovación son conceptos distintos, pero lo ideal es que vayan de la mano.

No hay comentarios

Envía un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR