¿Cómo funciona una instalación de microcogeneración?

microcogeneracion-como-funciona

¿Cómo funciona una instalación de microcogeneración?

Vamos a explicar el funcionamiento de una instalación de microcogeneración tomando como referencia un motor, aunque también se puede emplear una microturbina. Las consideraciones en este segundo caso serían análogas a las que presentadas.

El motor es similar a los empleados en automoción. El combustible, en este caso gas natural, llega a la cámara de combustión y su ignición provoca el movimiento de un eje que en el caso de automoción sirve para mover el vehículo y en el caso de microcogeneración sirve para generar electricidad.

Contrariamente al caso de la automoción el motor de microcogeneración siempre trabaja a régimen. El número de revoluciones al que gira es estable y por lo tanto su producción eléctrica es constante. Es decir, un motor de 5 kw eléctricos siempre gira al mismo régimen y siempre produce 5 kw eléctricos, y su consumo de gas natural siempre es el mismo.

Esta característica hace que se pueda optimizar su puesta a punto y el rendimiento obtenido sea superior al que se consigue en automoción. Además, al girar siempre a régimen constante su desgaste es mucho menor, los periodos de mantenimiento pueden alargarse mucho y su vida útil es también mucho más larga, comparándola siempre con un motor de automoción.

El calor del agua de refrigeración del motor y de los gases de escape se recupera mediante intercambiares de calor que alimentan un circuito primario donde se almacena agua caliente en un depósito interacumulador. De ese depósito parte un circuito secundario que es quién se encarga de llevar el calor a los puntos de consumo, como pueden ser radiadores de calefacción o un depósito de agua caliente sanitaria.

El depósito interacumulador tiene una gran importancia. Como hemos dicho el motor funciona siempre a régimen y por lo tanto no solo su producción eléctrica, sino también la producción de calor es constante. El depósito interacumulador permite a la instalación absorber fluctuaciones en la demanda térmica ya que puede trabajar en un rango de temperaturas prefijado.

La principal consecuencia de todo lo expuesto es que un motor de microcogeneracion tiene una producción constante de electricidad y calor. Dado que ni nuestra demanda térmica ni eléctrica es constante por lo general, se trata de un sistema que siempre requiere de fuentes de energía adicionales.

En el caso de la electricidad es simple ya que podemos conectarnos a la red eléctrica; en el caso de la producción calor debemos combinarlo con alguna otra forma de generación para hacer un sistema híbrido.

Imagen cedida por Steelcase

No hay comentarios

Envía un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR