Cómo generar energía minieólica

energia minieólica

Cómo generar energía minieólica

Se conoce por energía eólica a la que se obtiene mediante la transformación de la energía mecánica producida por el movimiento de las aspas de un aerogenerador en energía eléctrica, siendo este movimiento de las aspas provocado por la acción del viento.

Pertenece al grupo de las llamadas energías renovables al obtenerse del viento, que es un recurso inagotable, y tener además una producción nula de dióxido de carbono en el proceso de producción de electricidad.

El viento es por lo tanto una fuente de energía gratuita, inagotable y completamente respetuosa con el medio ambiente que tenemos a nuestra disposición. ¿Por qué no aprovecharla, entonces?

Existen grandes centrales de producción de este tipo de energía en lo que se conoce como parques de molinos de viento donde la potencia total puede superar los 100 Mw de potencia. Funcionan como cualquier otro tipo de central de producción de electricidad como podría ser una presa hidráulica o una central térmica.

Sin embargo también tenemos instalaciones a pequeña escala al alcance de cualquier usuario. Es la llamada energía minieólica, nombre que se da a este tipo de energía cuando es producida por aerogeneradores con una potencia inferior a los 100 kw. Su uso está destinado a puntos aislados de la red eléctrica, como apoyo de producción de electricidad en una vivienda o un edificio del sector terciario, o también para  instalaciones independientes que tienen suficiente con un mini aerogenerador para la electricidad que demandan.

Los aerogeneradores en versión minimizada aparecieron tras comprobar la eficacia de los grandes molinos de viento y el potencial que tenían a la hora de aportar una producción de electricidad en cualquier punto de la geografía con una instalación relativamente sencilla y una capacidad de producción adaptada a la demanda. A pesar de ser una tecnología relativamente joven está experimentando un gran crecimiento debido a sus grandes prestaciones y versatilidad.

Una de las mayores ventajas con las que cuenta este tipo de energía, es que se ahorra en el coste de distribución y transporte de la energía eléctrica, ya que se genera in situ, minimizando así también además las pérdidas de distribución.

¿Qué te parecido este artículo? Si necesitas asesoramiento, ponte en contacto con nosotros AQUI.

Síguenos en Facebook y conoce nuestras novedades.

No hay comentarios

Envía un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR