Consejos para planificar un cambio de sede

Slide_Greendok_04

Consejos para planificar un cambio de sede

El traslado de una sede empresarial generalmente responde a criterios estratégicos y corporativos de la compañía. Planificar el traslado de sede a un nuevo espacio es algo que debe realizarse con sumo cuidado, puesto que de ello dependerán cuestiones tan importantes para una empresa como el ahorro de costes, la productividad, el compromiso y la motivación de los empleados, cuestiones, todas ellas, que impactan directamente en la cuenta de resultados de cualquier compañía, sin importar su tamaño.

5 claves a tener en cuenta a la hora de planificar un cambio de oficina.

  1. Flexibilidad. La incertidumbre que implica no saber lo que nos deparará el futuro nos lleva a pensar en espacios con una absoluta capacidad de adaptación que puedan ser modificados en función de las necesidades cambiantes de las empresas.
  2. Democratización del espacio. Dotar al trabajador de un amplio rango de espacios para elegir dónde y cómo quiere trabajar en función del tipo de actividad que esté realizando en cada momento, con independencia de su posición jerárquica, será la base de la organización moderna. Desde reuniones entre grupos de trabajo, pasando por encuentros informales o momentos que exijan de privacidad, concentración o relajación.
  1. Vuelta a la naturaleza. En un mundo en el que abunda lo tecnológico y lo artificial, la vuelta a la naturaleza se impone como tendencia en las oficinas del futuro, es lo que se conoce como diseño biofílico. Mobiliario con maderas naturales y materiales reciclados, iluminación natural, espacios al aire libre donde tomar un respiro, plantas naturales incorporadas en la oficina e, incluso, en el mobiliario, son algunas de las claves de este diseño.
  1. Bienestar. Las organizaciones con más éxito están empezando a fijar su atención en el bienestar de sus empleados como manera de convertirlo en una ventaja emocional, financiera y competitiva, y en el futuro, todos los espacios de trabajo deberán pasar por esta premisa si quieren que sus empresas y empleados sean competitivos. Desde hace años nos hemos centrado únicamente en el bienestar físico, cuidar nuestra salud a través de la ergonomía, la iluminación, la acústica o la refrigeración. Pero el bienestar va más allá, las empresas ya no sólo se preocupan por la salud de los trabajadores sino por asegurar el bienestar emocional y cognitivo de los mismos.
  1. Colaboración. El trabajo individual prácticamente puede hacerse desde cualquier lugar, eso bien lo saben los trabajadores móviles. La oficina se convierte, por tanto, en un lugar de encuentro a donde se va a realizar un trabajo colaborativo que no puede realizarse en otro lugar. Por eso, las oficinas deben contar cada vez más con salas de reuniones y con espacios que favorezcan reuniones informales entre dos o tres personas que bien pueden reunirse en salas habilitadas para ello o en zonas informales como un pasillo, una zona de paso o en la propia cafetería. Lo importante es que las empresas provean a los empleados de todo lo necesario para que estos intercambios resulten lo más productivos posible.

Y hasta aquí el artículo de hoy. En el próximo, os daremos 5 claves más a tener en cuenta 🙂

¿Qué os han parecido? ¿Alguna vez habéis hecho un cambio de sede? ¡Contadnos vuestra experiencia!

Fuente:Steelcase

No hay comentarios

Envía un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR