Dimensionado de una instalación fotovoltaica: condiciones climáticas y zona

instalación solar

Dimensionado de una instalación fotovoltaica: condiciones climáticas y zona

Un aspecto importantísimo a la hora de definir una instalación solar fotovoltaica es saber en qué zona de estudio nos encontramos, ya que estos sistemas dependen básicamente de la radiación solar emitida a lo largo del tiempo. Por tanto, habrá que tener en cuenta el histórico en cada localización de la nubosidad, las horas diarias de luz solar, posibles fenómenos meteorológicos como la lluvia o la nieve, etc.

Vemos que la energía entregada por el sol es variable y además tiene un componente aleatorio. Para tratar de forma adecuada estos datos debemos recurrir a técnicas estadísticas y trabajar con medias históricas.

Por ello existen mapas zonificados donde se indica los lugares más y menos favorables y una media de la radiación diaria producida por el sol. Esto servirá de ayuda para configurar una instalación solar, pero claro está que habrá que estudiar cada caso en concreto y cuanto mayor sea el detalle de este estudio, mejores serán los resultados obtenidos. Así si además de medias incluimos en el estudio desviaciones típicas o curvas estadísticas podemos alcanzar un grado de precisión mucho mayor.

A continuación se tiene un mapa zonificado de España, donde se puede ver claramente la diferencia entre unas regiones y otras. Siendo la que menor radiación solar recibe la Zona I y la que más la V.

mapa radiación solar

De esta forma a la hora de realizar los cálculos para la instalación hay que tener muy en cuenta en qué lugar nos encontramos, porque la viabilidad de la instalación podrá variar de forma brusca si se trata de zonas opuestas.

Además de las zonas descritas del territorio español hay una gran variación si cambiamos de país, ya que las condiciones climáticas pueden ser muy diferentes, y el número de horas de luz diarias durante el  año varía en gran cantidad conforme aumenta la latitud de la localización. Así en los países más hacia el norte, en inviernos apenas tienen horas de luz, mientras que en verano el sol está casi todo el día presente.

En definitiva la localización es un factor decisivo a la hora de dimensionar una instalación solar fotovoltaica dado que la capacidad de producción viene condicionada por la zona climática en que nos encontremos. La modelación del aporte de energía por parte del sol puede realizarse de forma más simple empleando únicamente medias históricas, o más compleja introduciendo otros términos como la desviación típica o la curva estadística. Lo que nunca debemos perder de vista es su carácter aleatorio, incluso en una zona climática determinada.

No hay comentarios

Envía un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR