Energía fotovoltaica y edificios autosuficientes

Edificio autosuficiente

Energía fotovoltaica y edificios autosuficientes

Se conoce por edificios autosuficientes a aquellos que son capaces de autoabastecerse de energía por ellos mismos sin necesidad de un aporte exterior para poder funcionar. Los principales consumos de energía que tiene un edificio normalmente son térmica y eléctrica, por lo tanto son estos los que tenemos que abastecer.

No obstante, dado que podemos producir el calor o el frío necesario a partir de la electricidad mediante bombas de calor que con una generación adecuada de energía eléctrica podemos llegar a conseguir el fin de la autosuficiencia. Y es aquí donde entra la energía fotovoltaica.

El reto de estos edificios es la de poder producir toda la electricidad que es demandada, así que se tiene que realizar un cálculo para saber la extensión de placas fotovoltaicas necesaria para hacer frente a esta demanda. Pero por otra parte cuanto menor sea la energía que necesita el edificio menor producción de electricidad se precisará y por tanto menores serán los costes iniciales de inversión. Por ello lo primero que se debe hacer para minimizar los costes de construcción de la instalación fotovoltaica es el de usar iluminación eficiente, equipos de bajo consumo y climatización con alto rendimiento energético.

Edificio Autosuficiente

No debemos perder de vista el trabajo sobre la envolvente térmica ya que el consumo energético tiene dos caras: la producción y la demanda. Un edificio autosuficiente por definición debe estar bien aislado para requerir el mínimo de energía posible, ya que esta energía es para él un bien escaso al que debe sacar el máximo partido.

La reducción de la demanda puede llegar a ser un factor crítico en un edificio autosuficiente. Puede darse el caso de que tras un primer estudio el número de paneles fotovoltaicos necesario para lograr la autosuficiencia no quepa en la cubierta o superficie disponible para ubicarlos. En este caso la instalación autosuficiente simplemente no sería viable. Sin embargo con una reducción de la demanda requeriremos menos superficie y por lo tanto facilitaremos la viabilidad de los proyectos.

Una forma de lograr una mayor producción con la misma superficie de paneles fotovoltaicos es incorporar sistemas inteligentes de seguimiento solar; de esta forma podemos conseguir un aprovechamiento óptimo de la radiación.

Los sistemas de regulación y control tienen también una gran importancia para aprovechar la energía producida. En un edifico autosuficiente resulta especialmente importante el dimensionado de las baterías. Dado que la producción tiene un componente aleatorio y no tenemos fuentes de abastecimiento alternativas hay que dimensionarlas para el caso más desfavorable. En este caso no podemos utilizar las medias históricas sino que hay que introducir otras variables.

Finalmente se puede conseguir mayor superficie de paneles integrándolos en el diseño de edificio en algunas de sus caras vistas y no únicamente en la cubierta. Actualmente ya hay fabricantes con paneles especialmente concebidos para ello. La integración tanto de estos paneles solares como de otros elementos de energías limpias constituye uno de los retos de la construcción sostenible hoy en día.

Los edificios autosuficientes son el futuro, ¿qué opináis?

Fuente imágenes: Proyecto UPM “La Casa Verde”

No hay comentarios

Envía un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR