Estrategias para mejorar la atención de los estudiantes

11796252_1064790343615296_6339669178562514244_n

Estrategias para mejorar la atención de los estudiantes

En el artículo de hoy, siguiendo con nuestra línea de educación, os vamos a dar algunas estrategias o consejos para potenciar la atención de los estudiantes en las aulas. Antes de comenzar, compartimos con vosotros este dato que, desde nuestro punto de vista, es muy interesante:

“La mitad de los alumnos de entre 10 y 18 años no se sienten entusiasmados en la escuela”.

Esta cifra nos ha llamado mucho la atención ya que cuando nos referimos a la mitad de los alumnos estamos hablando de un alto porcentaje de estudiantes. Ante este escenario, debemos buscar una solución para cambiar este resultado.

¿Qué podemos hacer para mejorar la atención de los alumnos?

1. Proporcionar espacios que permitan desarrollar tanto el pensamiento individual como el colectivo. Las aulas tradicionales son muy rígidas y no dan pie a la flexibilidad. Hoy en día, en un aula podemos disponer de mobiliario que nos permita cambiar la configuración y la estructura de una clase para que los alumnos puedan trabajar de pie, sentados, de forma individual y con la privacidad necesaria, en grupo… El cambio de postura y de posición favorece la creatividad.

Steelcase_Verb_Greendok

En esta aula multimodal, los alumnos pueden dedicarse a hacer ejercicios y practicar lo que han aprendido por medio de vídeos fuera de la clase, realizando así un aprendizaje activo y personalizado.

2. El movimiento favorece la imaginación. Las aulas de libre configuración potencian este aspecto.

3. Garantizar al alumno el acceso a todos los contenidos de la clase y en todos sus formatos. En este aspecto, la tecnología y el acceso a internet tienen un papel clave. Para ello, es importante diseñar aulas con varios soportes, tanto verticales como horizontales que faciliten la visualización de contenidos en todos sus formatos. Las mesas y sillas móviles también favorecen este aspecto, de forma que el alumno pueda desplazarse de forma cómoda a cualquier espacio de la clase para visualizar un contenido.

4. El aprendizaje activo favorece la participación del alumno. Es importante dejar a un lado las formas de aprendizaje tradicionales y potenciar nuevas formas de aprendizaje que potencien el diálogo, el trabajo colectivo, la participación del alumno… Si la clase tiene un ritmo dinámico, será más difícil que los estudiantes pierdan la atención. Además, es importante señalar los distintos tipos de aprendizaje que el alumno puede desarrollar en un aula: aprendizaje mediante la colaboración informal; concentración individual; aprendizaje formal y socialización. El equilibrio de estos 4 aprendizajes potenciará el interés de los estudiantes.

No hay comentarios

Envía un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR