Ética y rentabilidad, una combinación perfecta

etica-rentabilidad

Ética y rentabilidad, una combinación perfecta

En cuestiones de sostenibilidad y medio ambiente siempre tenemos la duda de si hay que hacer las cosas por ética o por su rentabilidad. Está claro que todos tenemos una tendencia natural hacia el compromiso, pero también miramos la rentabilidad de lo que hacemos. Es el eterno dilema entre razón y corazón.

La solución puede ser más sencilla de lo que parece: que tal dilema no exista; es decir, que no se trate de ética o rentabilidad, sino de ambas cosas a la vez. No tener que escoger. Y esto es algo en la línea de los tiempos actuales: lo queremos todo.

Dando por sentado que ya tenemos el compromiso por la sostenibilidad y el medio ambiente, nos falta la rentabilidad. ¿Es posible que una instalación más respetuosa con el medio ambiente sea rentable? La respuesta es sí. Lo que habrá que hacer es analizar en cada caso concreto cuál es la situación y buscar aquellas tecnologías que con la mínima inversión nos dan el mayor rendimiento. Las que nos dan más por menos.

Hay que ser muy cuidadosos a la hora de hablar de rentabilidad en cuestiones de energía y medio ambiente porque ésta se logra realizando unas inversiones para conseguir unos ahorros. Si no seleccionamos correctamente las actuaciones a realizar podemos encontrarnos con que tardamos demasiado tiempo en amortizar las inversiones y la rentabilidad es muy pobre.

Para alcanzar rentabilidades satisfactorias la clave es encontrar el mejor compromiso entre inversiones y ahorros entre todas las tecnologías disponibles.

No hay comentarios

Envía un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR