Instalación del sistema de aislamiento de fachadas SATE

aislamiento de fachadas SATE

Instalación del sistema de aislamiento de fachadas SATE

Para la instalación del sistema de aislamiento de fachadas por el exterior SATE se recomienda el uso de andamio tubular, por las facilidades que implica al efectuar una labor que requiere varias capas de aplicación. Para el uso de otro tipo de andamio se ha de estudiar en cada caso.

Mucho del actual parque edificatorio está consumiendo energía innecesariamente, ya que son susceptibles de rehabilitación térmica. Aprovechar un lavado de cara del edificio así como cualquier mejora en la fachada supone la mejor ocasión para incorporar un sistema SATE. Ayuda al cumplimiento del Código Técnico de la Edificación en edificios existentes incorporando un espesor adecuado de aislamiento en la fachada. Este espesor nos lo dará el análisis previo que nuestros expertos realizarán en cada proyecto inicial, dependiendo en cada caso de diferentes factores.

Este sistema integral perdura con el tiempo, teniendo una vida útil de más de 20 años, pudiendo considerarse un argumento positivo en caso de alquiler o venta.

Este sistema consigue reducir la factura energética de cada usuario ya que la incorporación de sistemas compuestos de aislamiento térmico por el exterior en la rehabilitación de edificios existentes consigue ahorros netos de energía próximos al 30% y se estima que la inversión realizada para la instalación del sistema se amortiza de media en los cinco años siguientes, además de revaloriza económicamente el inmueble, mucho más que la simple rehabilitación de la fachada.

Con este sistema no se reduce el espacio habitable interior del edificio incluso muchas veces es compatible la instalación con el uso normal del edificio. Como sistema constructivo reduce el riesgo de condensaciones. Además los sistemas SATE son impermeables al agua y permeables al vapor de agua. Mantiene la envoltura exterior y la estructura del edificio en condiciones de temperatura y humedad estables, contribuyendo de manera decisiva al mantenimiento de los materiales de construcción a lo largo del tiempo, impidiendo así la degradación causada por estas oscilaciones como pueden ser grietas, fisuras, infiltraciones de agua, fenómenos de disgregación, manchas, mohos… es decir, multitud de patologías en la envolvente de nuestro edificio.

Son respetuosos con el medio ambiente al no dispersar sustancias contaminantes, no contener sustancias nocivas para el medio ambiente, reciclarse y reducir las pérdidas energéticas permitiendo alcanzar los criterios de sostenibilidad.

No hay comentarios

Envía un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR