Los techos refrescantes

Los techos refrescantes

¿Sabías que el techo de tu casa, oficina o local puede ser un elemento de refrigeración? De hecho no solamente es posible, sino que además es el sistema de refrigeración más confortable del mercado.

Los sistemas de refrigeración tradicionales se basan en la introducción de corrientes de aire frío que mezcladas con el aire caliente de la estancia consiguen rebajar su temperatura. Estas corrientes se introducen mediante los populares difusores en los sistemas de conductos o directamente mediante el ventilador de unidades tipo split o fancoil.

Cuanto más suaves son estas corrientes mayor es el nivel de confort térmico. Todos hemos experimentado en alguna ocasión la desagradable sensación de un chorro de aire frío que nos incide directamente causando el efecto contrario: a mayores corrientes menor grado de confort.

Sin embargo hay otra manera de refrescar un ambiente utilizando el mismo principio de funcionamiento que las tramas radiantes, apareciendo así el concepto de tramas radiantes refrescantes.  Aunque su aplicación más popular es en suelos también pueden utilizarse en techos, llamándose entonces techos radiantes refrescantes.

Las tramas refrescantes tienen la ventaja de que no funcionan mediante corrientes de aire, sino mediante una convección natural provocada por la amplia superficie de refrigeración que supone el suelo o el techo, o incluso cualquier pared. Al haber una gran superficie de transmisión de calor las temperaturas del circuito de refrigeración son más bajas contribuyendo al confort térmico al disminuir los gradientes.

En principio puede parecer lo mismo refrigerar por suelo que por techo, pero ello no es exactamente así. El aire frío es más pesado que el aire caliente y por lo tanto tiende a bajar mientras que el aire caliente tiende a subir. Si empleamos un suelo refrescante el aire frío tenderá a quedarse abajo, el aire caliente tenderá a quedarse arriba y se generará una menor convección. La sensación térmica en refrigeración será por lo tanto mejor en el caso de los techos refrescantes.

La única limitación la tenemos en el control de humedad del ambiente. Si el nivel de humedad es muy alto pueden llegar a producirse condensaciones por lo que debemos incluir un sistema de regulación para evitarlas. El problema es que entonces se corta parcialmente la refrigeración obteniendo una menor bajada de la temperatura.

La solución en cualquier caso es controlar la humedad mediante una adecuada unidad de tratamiento de aire. No hay que olvidar que el confort en refrigeración nos viene dado por ambos factores: temperatura y humedad.
En definitiva, los techos refrescantes son la solución de refrigeración más confortable del mercado.

No hay comentarios

Envía un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR