Principios básicos de una instalación minieólica

1

Principios básicos de una instalación minieólica

La energía del viento está relacionada con el movimiento de las masas de aire que se desplazan de áreas de alta presión atmosférica hacia áreas adyacentes de baja presión, con velocidades proporcionales al gradiente de presión.

Los vientos son generados a causa del calentamiento no uniforme de la superficie terrestre por parte de la radiación solar; entre el 1% y 2 % de la energía proveniente del sol se convierte en viento. De día las masas de aire sobre los océanos, los mares y los lagos se mantienen frías con relación a las áreas vecinas situadas sobre las masas continentales. Los continentes absorben una menor cantidad de luz solar, y por lo tanto el aire que se encuentra sobre la tierra se expande, se hace por lo tanto más liviano y se eleva. El aire más frío y más pesado que proviene de los mares, océanos y grandes lagos se pone en movimiento para ocupar el lugar dejado por el aire caliente.

En los molinos eólicos la energía cinética del viento se transforma en energía mecánica de rotación utilizable y de ahí en electricidad. Esto se realiza mediante un sistema de conversión, que comprende un generador con sistemas de control y sus correspondientes conexiones a red. Entonces el sistema mecánico hace girar el rotor del generador produciendo la energía eléctrica final.

Es importante conocer la velocidad máxima del viento, ya que cada tipo de aerogenerador tendrá sus propias especificaciones y valores nominales, máximos y mínimos de viento para funcionar en unas condiciones óptimas, o al menos aceptables. Para poder utilizar la energía del viento es necesario que este alcance una velocidad mínima que dependerá del aerogenerador y que suele empezar entre los 3-4 m/s (10-14,4 km/h), y que no supere los 25 m/s (90 km/h) aproximadamente en los casos más habituales.

Estas velocidades se denominan “cut-in speed” y “cut-out speed” y definen el rango de operación del aerogenerador, aunque hoy en día la velocidad máxima es cada vez mayor debido a las nuevas tecnologías de seguridad que se implementan en estos aparatos y que ahora mismo en un mini aerogenerador podría superar los 60 m/s (unos 216 km/h).

Por poner un ejemplo práctico, una turbina eólica de una potencia nominal de 1 kw en un emplazamiento con una media de viento anual de 5 m/s, equivalente a una brisa débil, generaría una producción de energía anual de 1.650 kwh, que aproximadamente equivale a medio año de consumo eléctrico de una familia en una localización de clima templado. Y una turbina con una potencia nominal de 3 kw en un emplazamiento con una media de viento anual de 5 m/s generaría una producción de energía anual de 4.955 kwh, que supera el consumo eléctrico anual de una familia en las mismas condiciones anteriores.

Si estás interesad@ en iniciar un proyecto de energía minieólica o tienes alguna duda, estaremos encantados de ayudarte 🙂

Síguenos en Facebook y conoce nuestras novedades.

No hay comentarios

Envía un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR