Principios de dimensionado de una instalación solar fotovoltaica

instalación solar fotovoltaica

Principios de dimensionado de una instalación solar fotovoltaica

Para el correcto dimensionado de una instalación solar fotovoltaica debemos tener en cuenta tanto nuestra curva de demanda como la de producción solar. Lo primero que debemos ser conscientes es que ambos factores tienen un componente aleatorio por lo que un buen dimensionado es fundamental para alcanzar posteriormente una adecuada rentabilidad.

Entrando en materia, en una zona media se tienen unas 8 horas solares de pico. En total son más, pero estas son las horas en las que se considera que la placa solar trabaja a su potencia nominal. Por cada metro cuadrado de panel se generan unos 200 vatios hora, y realizando unos sencillos cálculos tenemos la energía diaria que producen las placas.

Por tanto, asumiendo un consumo aproximado de unos 8 Kwh diarios en una vivienda tipo, sería suficiente con poco más de 5 metros cuadrados de paneles fotovoltaicos para generar la electricidad necesaria en el consumo de una vivienda estándar. Este tipo de cálculo podemos extenderlo a cualquier sector de actividad, como oficinas, hoteles o centros deportivos, y a cualquier tamaño de instalación.

Dependiendo de cada caso concreto la curva de demanda diaria tiene un perfil horario distinto. Para adaptar de forma óptima la producción media al consumo medio también debe ser objeto de estudio el dimensionado de las baterías de la instalación, logrando así la mejor rentabilidad  para la inversión realizada.

Aún con todos estos datos, se están produciendo grandes avances en esta tecnología y el valor de vatios por metro cuadrado está aumentando de forma considerable. Y además, conforme aumenta la capacidad mundial de este tipo de energía el coste por kW de producción también disminuye contribuyendo a mejorar la rentabilidad de las instalaciones.

Desde el punto de vista económico siempre habrá que obtener un compromiso entre el coste de inversión y la electricidad producida. Veíamos en un artículo anterior que las células policristalinas son más eficientes, pero también más costosas que por ejemplo las amorfas. El que unas u otras sean más adecuadas en un caso concreto dependerá de las características del mismo.

Hasta aquí hemos completado los principios fundamentales del dimensionado de una instalación fotovoltaica. Pero como hemos dicho al principio el sol no es una fuente de energía constante, sino que tiene un carácter variable con un cierto componente aleatorio. En próximos artículos veremos cómo tener en cuenta estos factores.

No hay comentarios

Envía un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR