Sistemas de calefacción con biomasa

biomasa-calefaccion

Sistemas de calefacción con biomasa

Asociamos la biomasa al fuego y este a una forma de calefacción intensa y tradicional que nos recuerda épocas pasadas. Sin embargo los modernos sistemas de calefacción con biomasa nos permiten tanto gozar estas sensaciones tradicionales como disfrutar las mismas prestaciones que tendríamos con cualquier otro combustible.

Para calentarnos y producir agua caliente sanitaria con biomasa existen tres sistemas básicos: los insertables, las estufas y las calderas. En los dos primeros la cámara de combustión está a la vista y por lo tanto tienen la capacidad de calentar directamente la estancia donde están ubicados, mientras que en las calderas la cámara de combustión no es visible y el calentamiento se realiza mediante un circuito secundario, por ejemplo de radiadores o suelo radiante.

Los insertables son la versión moderna de la chimenea tradicional. Se montan encastrados en un tabique y calientan por efecto directo de la llama la estancia donde se encuentran. La carga de biomasa es manual y las posibilidades de regulación son muy limitadas. Proporcionan la sensación térmica tradicional del fuego directo de las antiguas chimeneas y son adecuados cuando queremos recrear estos ambientes cumpliendo también una función decorativa. En muchos casos permiten calentar también otras estancias anexas mediante una conducción de aire.

Las estufas son aparatos que también calientan la estancia donde se ubican por efecto directo de la llama, pero en este caso la carga de biomasa está automatizada e incorporan un sistema de regulación. La sensación térmica también recuerda a las chimeneas tradicionales pero de una forma mucho más uniforme. En la mayoría de casos tienen un circuito secundario que permite calentar cualquier otra estancia mediante radiadores o suelo radiante. Son adecuadas cuando queremos un sistema de calefacción moderno manteniendo en una determinada estancia un cierto ambiente tradicional, y al igual que los insertables pueden cumplir una función decorativa.

Por último, las calderas son aparatos que calientan el agua de un circuito secundario de calefacción a través del cual se distribuye el calor a las distintas estancias. Las sensaciones térmicas y prestaciones para el usuario son las mismas que tendría con una caldera alimentada por cualquier otro combustible, representando la forma más moderna de disfrutar de la biomasa.

No hay comentarios

Envía un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR