Author: Salvador

gestionar-orientar-tareas-empresa

Análisis de nuestras tareas: gestionar y orientar

Hemos destacado la visión de la organización como un factor de éxito. Se trata simplemente de adquirir perspectiva sobre lo que estamos haciendo para identificar las líneas de mejora y lograr ser más competitivos. Para ello vimos en un artículo anterior que el primer paso es autoevaluar las tareas que hacemos y/o deberíamos hacer cotidianamente.

En ese artículo clasificábamos las tareas en función de la importancia que tiene para mí y la influencia que tengo sobre ellas. Ahora sobre el mismo listado de tareas vamos a hacer otro ejercicio. Vamos a clasificarlas como tareas que se deben gestionar, es decir de gestión y tareas de orientación.

Las tareas de gestión son aquellas donde tengo perfectamente definidos los inputs y los outputs y dispongo de

mamparas para oficinas - Clestra

Acuerdo de distribución exclusiva con CLESTRA

El pasado día 25 de junio Steelcase presentó en su WorkLife de Madrid el acuerdo alcanzado con CLESTRA para la distribución exclusiva de sus productos en España y Portugal dentro del evento Privacidad en Espacios Abiertos.

CLESTRA es el líder mundial en sistemas de particiones desmontables para oficinas y entornos de trabajo. Sus productos destacan por su atractivo diseño y sus elevadas prestaciones técnicas y acústicas, y cuenta con más de 100 años de presencia en el mercado.

Los tabiques mampara de CLESTRA se ofrecen en diferentes gamas para adaptarse a cualquier necesidad de privacidad en los espacios de

energia-solar-termica

Refrigeración con energía solar I

¿Sabías que con la energía del sol puedes producir frío? En realidad se puede hacer de dos formas y ahora vamos a presentarte una de ellas que te permitirá aprovechar el calor del sol también para refrescarte en verano: la absorción.

Las máquinas de refrigeración tradicionales funcionan mediante un fluido refrigerante que recorre un circuito compuesto por cuatro etapas: condensación, evaporación, compresión y expansión. La etapa de compresión se realiza en un compresor eléctrico que supone el principal consumo de energía del sistema. En definitiva, para producir frío con un sistema tradicional necesitamos consumir energía eléctrica.

En los sistemas de absorción el principio de funcionamiento es distinto. El compresor se sustituye por un absorbedor donde tiene lugar una reacción química con los mismos efectos en lo relativo al funcionamiento del ciclo. Sin embargo el absorbedor no requiere suministro eléctrico para su funcionamiento, sino

vision-organizacion

Autocuestionario para la visión de la organización

Hemos visto anteriormente la importancia de la visión de la organización como factor de éxito. Vamos a ver ahora cómo adquirir esta visión.

Para ello debemos evaluar un listado de las tareas que hacemos y/o sería deseable hacer en nuestra actividad cotidiana. Por ejemplo: negociar precios y plazos con proveedores, conocer el grado de satisfacción de los clientes con determinado producto, delegar ciertas tareas en colaboradores, analizar posibles mejoras en nuestros productos o servicios, etc. Este listado de tareas es específico de cada organización y puesto de trabajo en concreto aunque existen unas pautas generales para su creación.

Una vez preparado el listado respecto a cada tarea debemos plantearnos dos cosas: en qué medida es importante para mi trabajo y en qué medida tengo capacidad de actuación sobre ella. Para simplificar podemos evaluar cada una de

ahorro-energetico-techos-refrescantes

Techos refrescantes y ahorro energético

Los techos refrescantes pueden suponer un importante ahorro energético sobre los sistemas de refrigeración tradicionales. Ello es debido a dos factores principales: la regulación y el tratamiento de la envolvente.

En cualquier sistema de climatización la regulación es un importante factor de ahorro energético. La regulación es el mecanismo mediante el cual el sistema produce más o menos frío en función de la temperatura que se le solicita. A mayor precisión del sistema de regulación mejor ajuste en la producción de frío y por lo tanto más optimización y más ahorro energético.

Los sistemas tradicionales por corrientes de aire la regulación se produce de una forma más o menos brusca dadas sus características de transmisión. Sin embargo los sistemas de tramas refrescantes se basan en

vision-organizacion-factor-exito

La visión de la organización como factor de éxito

Una de las claves del éxito en cualquier organización es ser capaz de obtener el máximo partido de sus recursos humanos. Hemos hablado mucho de la retención del talento, de las distintas formas de trabajar de los llamados cuellos blancos y de la influencia del bienestar en su rendimiento. Vamos a centrar ahora nuestra atención en su visión de la organización.

El problema al que nos enfrentamos es que muchas veces la gente va a trabajar porque sí. Se limita a completar en su día a día una serie de rutinas con más o menos pericia y al finalizar su jornada vuelve a su casa. No llega siquiera a plantearse por qué hace las cosas, si es bueno o malo o

Los techos refrescantes

¿Sabías que el techo de tu casa, oficina o local puede ser un elemento de refrigeración? De hecho no solamente es posible, sino que además es el sistema de refrigeración más confortable del mercado.

Los sistemas de refrigeración tradicionales se basan en la introducción de corrientes de aire frío que mezcladas con el aire caliente de la estancia consiguen rebajar su temperatura. Estas corrientes se introducen mediante los populares difusores en los sistemas de conductos o directamente mediante el ventilador de unidades tipo split o fancoil.

Cuanto más suaves son estas corrientes mayor es el nivel de confort térmico. Todos hemos experimentado en alguna ocasión la desagradable sensación de un chorro de aire frío que nos incide directamente causando el efecto contrario: a mayores corrientes menor grado de confort.

Sin embargo hay otra manera de refrescar un ambiente

Cálculo de un espacio de alto rendimiento

Cálculo de un Espacio de Alto Rendimiento Energético

Para calcular un Espacio de Alto Rendimiento Energético tenemos que recurrir a técnicas de simulación. Como sabemos el Espacio de Alto Rendimiento Energético es el que presenta el mejor balance entre inversiones y gasto en energía, hablando siempre en términos económicos. Tenemos por lo tanto que optimizar la rentabilidad.

La simulación es la mejor técnica para lograr dicha optimización. Como hemos visto a lo largo de artículos anteriores son múltiples las variables que intervienen en el cálculo de los parámetros a optimizar, algunas de ellas incluso aleatorias. En esta situación es imposible desarrollar modelos matemáticos mínimamente fiables. A ello contribuye el que las tecnologías son cambiantes y por lo tanto dichos modelos deberían ser dinámicos y flexibles.

Sin embargo la simulación permite gestionar de forma adecuada todas estas variables, incluso las

espacio-alto-rendimiento

Factores de rentabilidad en los Espacios de Alto Rendimiento Energético

El objetivo en los Espacios de Alto Rendimiento Energético consiste en obtener el mejor compromiso entre inversiones y gastos en términos económicos. Pero este compromiso no es inmediato ni sencillo de calcular a priori ya que entran en liza muchos factores, algunos de ellos contrarios y otros incluso aleatorios.

Estos factores los podemos dividir en tres bloques: la demanda energética de partida, la envolvente del espacio, y las instalaciones que producen y consumen energía. Los factores del primer bloque tienen componentes aleatorios y escaso margen de actuación, mientras que los otros dos tienen menor componente aleatorio pero sí margen de actuación.

Estamos en definitiva ante un conjunto de factores variables, algunos por su

La rentabilidad en los Espacios de Alto Rendimiento Energético

La rentabilidad en instalaciones de ahorro energético se calcula contrastando las inversiones realizadas y los ahorros conseguidos para obtener dos ratios simples y directos: el pay-back y la TIR. Estos dos ratios permiten evaluar la rentabilidad de forma muy gráfica a un usuario medio sin necesidad de grandes conocimientos financieros.

Ahora bien, tanto inversiones como ahorros deben considerarse respecto a una situación de referencia. En el caso de una instalación existente la situación de referencia es ella misma, su inversión es cero y su coste energético el real que tenemos en facturas de las compañías suministradoras.

La inversión a considerar para el cálculo de la rentabilidad será la totalidad de

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR